¿Qué ofrece el Oeko-Tex Standard 100 al consumidor?

El Oeko-tex Standard 100 es la etiqueta ecológica líder mundial para los artículos textiles para determinar si contienen sustancias nocivas. Actualmente cuenta con más de 6000 empresas certificadas a nivel mundial.

Debido a las diferencias que existen respecto a los requisitos legales y los conceptos de seguridad de diferentes países, y la forma en que el trabajo se distribuye internacionalmente en la cadena textil, se necesita un Standard de seguridad común para las sustancias nocivas.

En los ensayos de la certificación Oeko-tex se analizan sustancias las cuales se encuentran prohibidas o reguladas por ley, productos químicos que se conocen como perjudiciales para la salud y parámetros que son incluidos como medida de seguridad.

Hasta la introducción de la norma Oeko-Tex® Standards 100 no existía una marca de productos para la valoración de la calidad humano-ecológica de los tejidos, ni tampoco existía un norma de seguridad estándar para las empresas de la industria textil y de confecciones, que posibilitaran una cercanía a la práctica de posibles productos tóxicos en los productos textiles.

¿Cuál es el significado de las cuatro clases de productos bajo el Oeko-tex Standard 100?

Cuando se asignan productos a cada uno de los cuatro grupos, se realiza una distinción de acuerdo con la función del producto textil: cuanto mayor sea el área de la piel con la que el producto tenga contacto, más estrictos serán los requisitos.
Existen cuatro clases de productos a los que se pueden certificar los artículos:

Clase de productos I:

Textiles y juquetes textiles para bebes y niños menores de 3 años por ejemplo: ropa interior, ropa de cama, animales de peluche etc.

Clase de productos II:

Textiles que estén en contacto directo con la piel con una gran superficie como por ejemplo ropa interior, ropa de cama, blusas, camisas etc.

Clase de productos III:

Textiles que no van a entrar en contacto directo con la piel o bien muy poca superficie de dicho textil como por ejemplo: forros, chaquetas, materiales de relleno, etc.

Clase de productos IV:

Textiles que van a estar destinados a artículos de decoración como manteles, cortinas o bien textiles destinados a recubrimientos.

Anuncios